Categories

Inclusión o exclusión de personas con discapacidad. Cuál es el punto intermedio?

READ THIS POST IN ENGLISH HERE

Cuando mi hijo nació no sabía nada de inclusión. La primera pregunta que le hice al doctor fue si Emir sería capaz de ir a la escuela. El doctor me dijo que sin importar su discapacidad, sería capaz de hacer todo lo que los demás niños hacen. Sus palabras llenaron de alegría mi corazón, ya que crecí escuchando siempre que la educación es un regalo con el poder de transformar la vida de todos.

Antes de tener dos hijos con síndrome de Down, era increíblemente ignorante acerca de la condición y las posibilidades de las personas con discapacidad, así que la palabra “inclusión” no existía ni en mi vocabulario ni en mi mente.

Así que cuando el empezó la escuela, yo estaba simplemente agradecida con el sistema escolar por darle esa oportunidad. Muchas veces escuché que sería “suficiente” con que aprenda las habilidades básicas de vida, y  estuve de acuerdo con ello.

Pero como todo cambia y evoluciona, un día me di cuenta que mi hijo no estaba recibiendo la educación adecuada y que todo lo que esta exclusión estaba haciendo por él, era mantener sus capacidades por el suelo. Me sentí mal y desilusionada conmigo misma por no haber creído en él y en su potencial.

www.julianzamora.com

En ese mismo tiempo mi hija también comenzó la escuela bajo un sistema de educación especial integrado con niños de alto funcionamiento, cuyos únicos retos eran mejorar el lenguaje. Su desarrollo fue sobresaliente. Esa experiencia me dió muchas respuestas, pero también volvió a sacar a flote que no había querido enfrentar antes: Porqué dí por hecho que él no sería capaz de tener los mismos triunfos?

Ese fue el comienzo de un nuevo sueño, no sólo para mi hijo, sino para los dos. Para convertir el sueño en realidad tuve que dirigirme hacia una nueva dirección. Cambié mi enfoque para convertir todo alrededor en oportunidades de inclusión para ellos y darles la oportunidad de sacarle provecho a una vida típica dentro del mundo real.

La escuela correcta estaba en otra ciudad, así que nos mudamos más cerca. Compramos nuestra primera casa en los Estados Unidos, y ese fue un nuevo comienzo que nos hizo sentir emocionados y llenos de esperanza.

Emir, 8 years old.

Y el día llegó. Se materiliazó el sueño. La primera vez que vi a mi hijo subir al autobús escolar común, sentí escalofríos por todo el cuerpo. Lágrimas felices y tristes rodaron por mis mejilla. Tristes, pensando en lo duro que es a veces conseguir cosas tan sencillas. Como padres, a veces sentimos que el mundo no está listo para aceptar la diversidad. Nos sentimos inseguros acerca de la posible reacción: Los ignorarán o los acosarán en la escuela? Será él capaz de decirme cómo se siente o si he tomado la mejor decisión para él?

Felices, porque cada pequeño paso que dan es un triunfo. El orgullo es tan grande que eventualmente, uno se olvida de todos los demás y uno vive sólamente para celebrar esos pequeños pasos que pueden ser ridículos para los otros.

Como sea, por cada victoria como la de subir el autobús, hay también una realidad. Es dificil ser despertado del sueño de la inclusión y ser forzado a enfocarse en la discapacidad en vez de la habilidad. Pero esto es la vida, es cruel y realista a veces.

Así que cuando pienses en inclusión para tu hijo con necesidades especiales, ten en cuenta que no hay solución perfecta. La exclusión tampoco funciona, pero hay un punto intermedio llamado “balance”. Es ahí donde puedes esperar lo mejor de tu hijo, y entender que talvez no sea capaz de seguir el curriculum regular de una escuela, pero podrá obtener todos los beneficios de ser una parte activa de una vida típica bajo un plan de educación especial en un aula común.

La vida pierde su color cuando la tomamos muy en serio y nos olvidamos de soñar. Todos necesitamos sueños para seguir viviendo y todos necesitamos fe, para no sólo sobrevivir, pero para aprender a disfrutar de nuestros retos y convertirlos en logros.

Mis hijos pueden no ser los mejores alumnos de su clase, pero cada pequeño paso que avanzamos nos sigue llevando a un gran objetivo: Darles más de lo que otros cnsideran “suficiente”darles la libertad de tener una voz para tomar sus propias decisiones.

Esto es lo que inclusión significa para mí.

 

Sigue a  Eliana Tardio en twitter, facebook y youtube. Escribo en Español en  www.elianatardio.com

Tagged as:

Use a Facebook account to add a comment, subject to Facebook's Terms of Service and Privacy Policy. Your Facebook name, profile photo and other personal information you make public on Facebook (e.g., school, work, current city, age) will appear with your comment. Learn More.