Categories
Loading
Welcome to Babble,
Settings
Sign Out

Get the Babble Newsletter!

Already have an account? .

Tener síndrome de Down no los convierte en ángeles

READ IT IN ENGLISH HERE

Cuando un niño nace con síndrome de Down, una mezcla de alegría y tristeza se apodera del aire. Los familiares y amigos hacen su mejor esfuerzo por no parecer apenados o alterados por la noticia, pero ese sentimiento de pérdida, ataca cada vez que se piensa en todas las cosas que ese niño nunca será o todo lo que ya ha perdido por el sólo hecho de haber nacido con un cromosoma demás.

La gente alrededor pretende que todo está bien. Como padre uno aprecia la fortaleza que la gente trata de darte, pero al mismo tiempo, es horrible recibir condolencias en vez de felicitaciones. Es una mezcla de emociones increíblemete difícil de poner en palabras. Este debería ser el día más feliz de la vida, pero por momentos es tan triste que rompe el corazón.

También se topa uno con quienes no son tan fuertes y comienzan a llorar, mientras te cuentan historias acerca de un vecino, un compañero o un muchacho con síndrome de Down que recién salió en la televisión y que hasta va a la universidad..

Pero sin importar si la reacción es la primera o la segunda, todos llegan a la misma conclusión:  acabas de dar a luz a un angel – o -  sólo los padres especiales tienen hijos especiales.

La sociedad a veces parece ofrecer sólo dos opciones: Fulanita tuvo un angelito (que nos conforta) ó le salió mongolito (que es la que todos odiamos) Obviamente, gracias a Dios y a la educación hay una tercera opción.

Así que, presionados por la sociedad y tratando de evitar que nuestro hijo sea tachado con adjetivos hirientes, muchos padres optamos por el título de ángeles, protegiendo, amando y cuidando de estos hijos, que al igual que cualquier otro hijo, son sin duda un gran regalo de Dios.

En mi caso en particular, yo di vida a dos pequeños ángeles, el único problema es que cada día, se encargan de recordarme que no son ángeles, sino simples seres humanos.

Aquí las 10 razones que me convencieron de la realidad:

1. Los ángeles no hacen popo más de 20 veces al día

La primera vez que me enfrenté a la sospecha de que mis hijos no eran ángeles, fue cuando hice cuentas acerca de todo el dinero que he gastado a lo largo de mi vida en pañales. Pero está bien, al final de cuentas, todas las criaturas mundanas hacen popo, cierto?

2. Los ángeles no utilizan el lápiz labial de mamá para convertirse en monstruos

Ayelén ha hecho esto tanta veces que en vez de pensar que es un ángel, he comenzado a creer que tiene super poderes para encontrar el maquillaje no importa donde yo lo esconda.

3. Los ángeles no se pintan con marcadores de colores porque quieren verse más coloridos

Me imagino que los ángeles tienen cosas más importantes que hacer en el cielo o en la tierra.

4. Los ángeles no despiertan a sus padres un domingo a las 7 de la mañana disfrazados de gatitos, mientras maullan y se arrullan el uno al otro

Los ángeles deben descansar junto a Diosito los domingos

5. Los ángeles no se quejan de lo que hay para la cena, y le tiran la carne al perro para terminar más rápido e ir a ver tv

Quizás estos ángeles pensaron que el perro estaba hambriento..

6. Los ángeles no obligan a sus mascotas a usar los vestidos de sus muñecas

Los ángeles jamás humillarían a una inocente criatura como esta, cierto?

7. Los ángeles no se esconden bajo las sábanas para faltar a la escuela

Un verdadero ángel tiene el poder de volverse invisible

8. Los ángeles no pelean entre sí o con sus compañeros

Los ángeles están destinados a traer paz y amor al mundo.

9. Los ángeles no acusan a alguien más cuando mamá pregunta quien tiró la muñeca desnuda al inodoro

No creo que ningún angel nunca diría “Yaya lo hizo” ; o sería un duende y no un ángel el que hizo esto?

10. Los ángeles no tiran sus sandalias de “El hombre araña” al tejado, sólo porque ya no les gusta la película

Un angel nunca tiraría algo que otro niño puede utilizar

Todavía veo algunas similitudes entre mis hijos y los ángeles. Después de todo, mis hijos son lindos, amorosos y tienen la habilidad de transformar cada paso en magia. Serán mis ángeles eternos, como cualquier hijo lo es para sus padres, pero créanme que no son ángeles en realidad! Tampoco son demonios; son simplemente niños!

Organizaciones en español como el National Down syndrome Congress en Español y DOWN 21,  promueven de manera constante la terminología apropiada para hablar de las personas con síndrome de Down.

“Usted ha dado a luz a un niño más parecido que diferente, un niño CON síndrome de Down. Un niño primero!”

Me gusta eso! De todos modos yo también alguna vez creí que mis hijos eran ángeles, aunque en realidad no duró mucho. Cada día me enseñan que son niños como todos con habilidades y formas únicas de vivir y de amar.

P.S. La única explicación lógica para justificar que mis hijos son ángeles, sería que los ángeles no sean tan buenos como nos han hecho creer, en ese caso es posible que sí este criando un par de ángeles”

Y tú que opinas muñeca?

Lee más de  Eliana Tardio y sus hijos Emir y Ayelen, y todo lo relacioando en elianatardio.com (en español)

Síguela en Twitter, Facebook, y Pinterest.

FacebookTwitterGoogle+TumblrPinterest
Tagged as:

Use a Facebook account to add a comment, subject to Facebook's Terms of Service and Privacy Policy. Your Facebook name, profile photo and other personal information you make public on Facebook (e.g., school, work, current city, age) will appear with your comment. Learn More.

FacebookTwitterGoogle+TumblrPinterest